La bella Italia

La bella Italia

Como muchos sabrán, en mi blog tengo un apartado dedicado a una de mis pasiones: viajar. Coincidiendo con la llegada del verano, me gustaría mostrarles una pequeña guía de mi último viaje a Italia. Si tienen pensado viajar pronto, este destino podría gustarte.

CULTURA Y ARTE

Si algo caracteriza a Italia es su marcada e inconfundible cultura y su amor por el arte. Italia es el tercer país que más turistas recibe de la Unión Europea, siendo Roma la tercera ciudad más visitada. Mi estancia en Italia fue corta pero intensa. Cuatro días bastaron para quedar maravillada con su arquitectura y deliciosa gastronomía, de la cual tengo algunas recetas apuntadas para mis próximos post.

MILÁN

Mi primera parada fue Milán. El viaje lo realicé desde Madrid y el precio estimado del billete no supera los 300€ ida y vuelta, siempre y cuando se compre con antelación. Una vez llegas al aeropuerto de Milán es muy fácil llegar al centro de la ciudad, ya que en todos los aeropuertos hay unas guaguas que van directas a la estación central (Stazione Centrale) por unos 8€.

Milán es el centro de finanzas y industrial de Italia, así como la “Ciudad de la Moda” según los entendidos. No se caracteriza por ser una localidad repleta de arte, pero tiene a El Duomo, una de las catedrales góticas más bonitas del mundo, la cual tuve la suerte de poder acceder y visualizar la ciudad desde sus terrazas (entrada del Duomo: 7€ por persona).

Como pueden ver en la imagen, justo al lado del Duomo está la increíble galería Vitorio Emannuele II. Allí se encuentran las tiendas más exclusivas de la ciudad. Siguiendo el paseo por la ciudad, a poco menos de un kilómetro de la plaza del Duomo se encuentra el Parco Sempione, un lugar ideal para relajarse, hacer deporte o simplemente contemplar la naturaleza que allí se encuentra, con una pequeña laguna repleta de peces, aves y tortugas. El parque está bajo la tutela del Castello Sforzesco, un castillo imponente el cual debes atravesar para entrar al parque y que cuenta con un museo muy famoso en su interior.

Con tanto paseo me entró hambre… 😉 Me hablaron de unos famosos aperitivos y no dudé en probarlos, y para ello fui al canal del Navigly, donde pude tomar, sentada en su orilla pude disfrutar del famoso Spritz, una bebida alcohólica típica italiana y degustar comida del lugar por solo 7€. No puedes ir a cualquier hora. Para disfrutar de este `chollo´ debes ir de 19:00 a 22:00. Yo que tú lo aprovecharía porque Italia en general no suele ser muy barata a la hora de comer.

VENECIA

Pasado un primer gran día, llegaba el turno de la famosa Venecia.

Es realmente barato desplazarse de Milán a Venecia. Por unos 30€ compras el billete de tren de ida y vuelta.
Visité la ciudad en un día. ¡Eso sí!, para aprovechar bien mi viaje tuve que madrugar bastante .
Fui con las expectativas muy altas puesto que no había tenido el placer de conocerla anteriormente y rara es la persona que no haya oído hablar de esta localidad italiana.

Venecia es una ciudad ubicada en el Noreste. Es también la capital de la provincia de Venecia. Su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, está situado en un conjunto de islas en la Laguna de Venecia en el norte del mar Adriático. La ciudad está construida sobre un archipiélago de 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes. Se llega a Venecia desde tierra firme por el Puente de la Libertad, que desde la vecina ciudad de Mestre accede al Piazzale Roma. En el interior de la ciudad no hay tráfico rodado, siendo, a excepción de la navegación por los canales que separan a las islas. Lo que más me sorprendió es que es una ciudad totalmente peatonal.


El transporte colectivo se realiza mediante embarcaciones transbordadoras, conocidas como `vaporettos´. Me resultó especialmente curioso ver barcos que eran taxis, guaguas… Hasta embarcaciones que hacían de camión de la basura.
Así como las famosas góndolas, en las cuales puedes dar un paseo entre sus canales y sentirte un veneciano más.
Algo tan sencillo como sentarse en uno de sus puentes y contemplar cualquier canal, viendo su actividad, fue algo mágico para mí. ¡Simplemente, un sueño! No se puede expresar con palabras lo que sentí, constantemente pensaba en que Venecia era sacada de una literatura mágica y con buen gusto.

Atravesando puentes y callejuelas llegué a la plaza de San Marcos, y aunque no lo crean, volví a sorprenderme con la belleza de aquella plaza y su basílica, la Basílica de San Marcos.

LA PARTE NEGATIVA

Lo único malo que podría hablar de Venecia es que se ha convertido en una ciudad demasiado turística, donde cualquier cosa que quieras cuesta bastante caro. De hecho, casi toda su población nativa ha tenido que salir de la ciudad, puesto que el turismo se ha impuesto a su tradición y tan bella cultura.

Finalizada mi maravillosa estancia en Venecia, llegaba el turno de volver al Norte de Italia, esta vez no para ir a Milán ni Turín, sino al Lago Como. No es un sitio realmente turístico, por eso me decidí a visitarlo.

Esta vista fue la que más me impactó de todas, para bien claro. En algunas ocasiones me recordó a la bella Galicia.

El Lago de Como está situado en la región de Lombardía, más específicamente en las provincias de Como y Lecco. Está situado a 199 metros de altitud sobre el nivel del mar y tiene una superficie de 146 km². Con sus 416 metros de profundidad es uno de los lagos más profundos de Europa y es el tercer lago más grande de Italia. Como a Venecia, venir a Como fue más barato aún, a penas 15€ ida y vuelta; y encima el tren te deja justo en la orilla del lago.

Nada más bajarme, me ofrecieron dar una vuelta en barco por 5€ durante media hora. No me lo pensé y embarqué  rumbo de la paz y belleza. Finalizada la vuelta en barco decidí contemplar el lago desde lo más alto posible, y me enteré que por 3€ un teleférico me alcanzaría a la cima. Toda una experiencia increíble, no quería volver a bajar de allí y mucho menos sabiendo que tendría que volver a España.

La estancia en Italia se me hizo corta. Espero poder volver pronto y conocer muchos lugares nuevos, como la famosa Roma o Florencia y así poder demostrárselos a través de mi blog.

Ánimo a todos mis yupiyeros: Si tienen la oportunidad, visiten Italia.

Sígueme y dale like:
Facebook
YouTube
Instagram

Deja un comentario