Tarrito de agradecimiento

TARRITO DE AGRADECIMIENTO

 

Soy de las personas que piensa que es muy importante ser agradecido. Cuando comienzas a serlo, empiezas a darte cuenta de las cosas positivas y bonitas que hay en tu vida, de lo afortunado que eres y -como por arte de magia-, empiezan a aparecer situaciones y momentos, que te ayudan a seguir siéndolo aún más.

AHORA COMIENZO A PENSAR EN LO QUE TENGO, NO EN LO QUE ME HACE FALTA

 

Normalmente solemos pensar más en las cosas que nos faltan ¡que en las que ya tenemos! Eso hace que nos sintamos tristes y pocos realizados. Si en vez de poner nuestra atención en ello, comenzáramos a poner nuestra atención en el aquí y ahora, nuestra vida sería más satisfactoria.

No podemos pensar continuamente en el futuro, tampoco en el pasado.

El pasado ya pasó, y el futuro aún no sabremos si pasará. Es por eso que si escribes esos momentos, en los que te sientes agradecido, lograras conectarte aún más con ese instante. Conecta con tu yo, conecta contigo mismo, ya verás que a partir de ahora serás mucho más agradecido y eso te ayudará a ver la vida muy diferente, te hará ser más feliz.

Profundiza en el hoy, recuerda, ¡Aquí y ahora! Mira a tu alrededor ¿Acaso no tienes razones por las que ser feliz? ¿Por las que ser agradecido?

Estoy totalmente segura de que sí. A lo largo de mi vida he podido viajar mucho, eso me ha hecho conocer gente de diferentes lugares del mundo, las cuales me han enseñado muchísimo.

He conocido personas que la vida no las ha tratado justamente. Personas que lo han perdido todo, su hogar, familia, amigos, incluso su salud. Pero aun así, ellos decidieron ser felices y a la vez agradecidos.

Cuando les pregunté si tenían algo por el que ser agradecidos, sus respuestas siempre fueron sí. ¿Cómo es posible que esa gente, a las que les faltaba de todo, pudieran ser felices? Y yo, que lo tengo todo -casa, salud, amigos, familia-, ¿por qué me cuesta en ocasiones ser agradecida?

Está claro que cada uno tiene su vida, sus problemas, sus preocupaciones… Pero en medio de este mundo de caos, ?no crees que sería más satisfactorio para tí, y para tu salud mental, ser agradecido? Si observamos lo positivo en vez de lo negativo, otro gallo cantaría.

LAS PERSONAS QUE MENOS TIENEN SON LAS MÁS AGRADECIDAS

 

Img_TarritoAgradecimientoEso me hizo pensar en que las personas que menos tienen, suelen ser las que más agradecidas son.

Conozco grandes empresarios, con buen trabajo, buena familia, gente de dinero que si lo observas de fuera, pensarías que lo tienen todo para ser felices, pero que a la hora de verdad no lo son.

¿Por qué pasa eso? ¿Por qué unos con tantos no son felices y otros con tan poco sí?

Obviamente todos los casos no son iguales, estoy generalizando.

He llegado a la conclusión, bajo mi experiencia de vida, que todo está en el grado de agradecido que seas.

Está genial prosperar, luchar, trabajar por un sueño y por una vida mejor, es lo que hago día tras día. Pero eso no debería hacerte olvidar de las pequeñas cosas, que son las que realmente te dan la felicidad. ¿De que te sirve tener mucho dinero si no tienes ni tiempo, ni con quién disfrutarlo?, ¿de que te sirve tener trabajo si para lograr obtenerlo te has quitado la salud?

Sólo siendo consciente de ello, es como realmente puedes llegar a ser feliz.

Y fue justo ese instante de reflexión , el que me hizo crear mi tarrito de agradecimiento.

SER AGRADECIDO

 

El tiempo pasa y con el tu vida. Aprovéchala, disfrútala, no sufras por quién no sufre por tí, y sobre todo, recuerda, sé agradecido. Aún pienso en lo que me decía mi madre cuando era pequeña, “de mal nacidos es no ser agradecido”.

¡Mírate! ¿Acaso no estás vivo? ¿A que el aire llega a tus pulmones? Mmmmmm , respira, aspira, assss, ¿Puedes sentirlo, estas respirando? Ese hecho tan simple y alucinante ¿No te hace ser agradecido? ¿A que sí? Pues bien, ahí tienes tu primer agradecimiento de hoy, escríbelo, agradece y mételo en tu tarrito mágico.

Cuando tengas un día malo, sólo tienes que abrirlo y leerlo, verás cómo te hará ver la vida de otro color. Te recordarás a ti mismo lo afortunado que eres.

Me gustaría compartir con ustedes mi tarrito y recomendarles que lo hagan. Es súper sencillo y sólo les llevara unos minutos.

Para ello utilice un tarrito de aceitunas, le despegue las pegatinas de publicidad y le pegué cosas que me gustan y me inspiran, en este caso una mariposa.

“Cuando el capullo creyó que era su final, se convirtió en mariposa”.

Sígueme y dale like:
Facebook
YouTube
Instagram
4 comentarios
  1. Pero que bueno está este blog. Muchos ánimos amiwita. Que grande eres!!

    Que bueno es tenerte en nuestras vidas!!.

    Cuando sea grande quiero ser como tú.

    Si Peter Pan viniera a buscarte una noche azul……

  2. Tengo una duda! Tengo un “Parawas”. Me lo puedo llevar a la playa??. 😉

  3. me encanta el blog, que grande eres amiga

Deja un comentario